Búsqueda personalizada

LOS CONTINENTES SE MUEVEN

|

LOS CONTINENTES SE MUEVEN

Hace millones de años en la Tierra solo existía un gran continente llamado Pangea, Luego, según fue pasando el tiempo, los continentes se separaron y aparecieron los océanos entre ellos. En el futuro, los continentes seguirán moviéndose, por lo que el mapa del mundo que ahora conocemos cambiará. Esto es lo que dice la teoría de la deriva de los continentes, enunciada a principios del siglo XX por Alfred Wegener.

Una prueba de esta teoría es que las costas de África y Sudamérica encajan una en la otra, como en un puzle. Otra prueba es la existencia de fósiles de la misma especie y formaciones rocosas comunes en continentes distintos.

LAS PLACAS DE LA CORTEZA TERRESTRE

¿Has visto cómo hierve el agua en una olla? El agua se mueve continuamente, subiendo y bajando. Si colocáramos un trozo de corcho en el agua, se movería sin parar. Pues bien, algo parecido ocurre con los materiales rocosos que hay en el interior de la Tierra.

La superficie terrestre está constituida por una serie de ‘piezas de puzle’, llamadas placas tectónicas o litosféricas, que encajan unas en otras. Estas placas son grandes bloques de roca. A las placas que se encuentran bajo el fondo marino se las denomina placas oceánicas, y a las que están bajo la superficie de los continentes, placas continentales. Debajo de las placas hay magma (rocas fundidas por las altísimas temperaturas), que escapa a la superficie a través de las fisuras.

Para explicar la deriva de los continentes o la aparición de cordilleras existe una teoría llamada teoría de la tectónica de placas. Según esta teoría:

Bajo la superficie de la Tierra hay grandes bloques o placas rocosas.
Las placas se mueven lentamente. Por eso, unas chocan con otras, otras se separan, otras se deslizan…
¿Quién mueve estas placas? El ‘motor’ que mueve las placas es el calor interno de la Tierra. Bajo las placas, algunas rocas fundidas suben y bajan, de manera parecida al movimiento del agua que hierve en un recipiente.
En los límites entre placas existen volcanes, hay temblores de tierra y se forman cordilleras.

CUANDO LAS PLACAS SE MUEVEN

¿Qué ocurre cuando chocan dos trenes de mercancías? Las carrocerías de ambos se deforman, se producen ‘pliegues’ en los vagones, se rompen algunas piezas, etc. Algo parecido ocurre en la Tierra cuando chocan dos placas. Veamos qué pasa cuando las placas se mueven y cómo cambia entonces el paisaje:

Formación de cordilleras. El choque de dos placas continentales forma las cordilleras. Cuando las placas chocan, el terreno se eleva, formando hileras de montañas. También se producen deformaciones de la superficie terrestre: aparición de pliegues en el terreno y roturas (fallas).
Formación de océanos. La separación de dos placas continentales provoca la formación de los océanos. En este caso, se puede formar entre ambas placas una grieta llamada dorsal oceánica, por la que sale material fundido (magma) procedente del interior de la Tierra. Este material forma nuevas rocas. En el fondo del océano Atlántico, por ejemplo, hay una dorsal oceánica por la que sale continuamente el magma (material fundido). Por esto, las costas de Sudamérica y de África están separándose. El alejamiento de las placas produce la deriva de los continentes.
Formación de fosas oceánicas y volcanes. El choque de una placa oceánica y una continental origina fosas oceánicas y volcanes. En este caso, la placa oceánica se hunde bajo la placa continental. Esto produce terremotos y numerosos volcanes. En los volcanes situados en tierra firme sale a la superficie el material fundido procedente del interior de la Tierra. Los volcanes submarinos también expulsan gases y rocas procedentes del interior de la Tierra, y, en algunos casos, pueden formar islas. En 1928, en el océano Índico, un volcán submarino produjo la aparición de una nueva isla: Anak Krakatoa.
Temblores de tierra. El desplazamiento lateral de dos placas continentales provoca numerosos temblores de tierra. Esto ocurre, por ejemplo, en la costa oeste de Estados Unidos, en la falla de San Andrés, en la que hay frecuentes temblores de tierra.

0 Comenta este Tema:

Publicar un comentario en la entrada